Una navidad en el mar

Cautivante, emotiva, histórica y moderna, la ciudad de Buenos Aires es el corazón de la República Argentina y ha sido desde siempre uno de las perlas del Sur. Llegamos hasta la orilla de su puerto, uno de los más importantes y elegantes de la región. Por sus dimensiones y su pasado cercano, ha sido uno de los más importantes del Río de la Plata; a su frente se emplaza uno de los complejos comerciales gastronómicos más importantes: Puerto Madero.

Puerto Madero

Puerto Madero

Embarcamos temprano, preparamos nuestros bultos y nos quedamos para ver como el sol va cayendo sobre una de las costas más importantes del mundo. Poco a poco las luces comienzan a darle otra vida a la gran ciudad que se presenta con su pasaporte nocturno. Minutos después nos despedimos para vivir la navidad en alta mar.

En camino por el mar
El 24 por la mañana llegamos a Brasil, después de dos días de navegación a bordo de uno de los más hermosos cruceros que permite distenderse tanto en sus ambientes privados como públicos. Una tarde viendo la caída del sol en el salón de Proa Concorde Plaza y sus ventanales al mundo, devuelven sin dudas la paz de uno de los momentos más emotivos de la naturaleza.
Las noches en alta mar fueron más que divertidas, y los preparativos para la Noche Buena vinieron de la mano de algunas fichas en el casino, y unos buenos tragos en los distintos bares. Para los amantes del dancing también hay espacios disponibles. Las opciones para la familia pueden ser el cine, los restaurantes y las salas preparadas especialmente para los más chicos.

Angra do Reis

Angra do Reis

Nochebuena en Ilha Grande
Llegamos a Angra do Reis. Bañada de costas y aguas transparentes esta ciudad del Litoral de Brasil es, sin dudas, una de las más aclamadas para este tipo de festividades. No solo por la hermosura de sus paisajes, sino por la maravilla de sus habitantes: alegres, cordiales y danzarines. Una buena combinación.
Cuando arribamos, el capitán nos cuenta que en portugués Angra Do reis significa: ensenada de los reyes, con lo cual cada uno de nosotros baja a tierra firme en busca de un trono en la playa que nos permite sentirnos parte de la nobleza. Hay un detalle que no debe pasar por alto en esta Isla del Sur de Río de Janeiro: por aquí no circulan automóviles.

Sin grandes lujos y con mucha naturaleza por explotar, este punto turístico reúne entre sus principales seguidores a familias que buscan descanso, parejas enamoradas y lugareños que aman el espacio natural.  Algo que también hay que saber: si se nubla y comienza a llover, puede durar dos o tres horas. Después el sol vuelve como si nada hubiera pasado.
Entre las vegetaciones y los paisajes, Ilha Grande, es un verdadero paraíso tropical considerado de esta manera por poseer un alto porcentaje de bosque aún no explorado por el hombre. Si ama la aventura podrá recorrer los restos de naufragios en una de las excursiones más divertidas. La práctica de buceo o snorquel es casi una costumbre para quienes llegan a las playas, dado sus grandes corales, zonas de descubrimiento y la transparencia de sus aguas.
Cuando el sol comienza a olvidarse de nosotros nos preparamos para la cena de gala. Alzar las copas y brindar en el paraíso por toda la magia que el mundo nos regala en una noche tan especial.

Articulos Relacionados:

Patrocinadores

Mapa en Google Maps

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by me