Angra do Reis junto a Ilhabella del Río: el descanso justo

Angra do Reis

Angra do Reis

No todos los descansos pueden durar el tiempo deseado… pero le aseguramos que en cuatro días usted podrá sentir el relax de unas vacaciones completas. Venga con nosotros a disfrutar de cuatro días en el mar, con destino a las costas brasileras y le garantizamos una de las mejores escapadas.

¿Qué se puede conocer en cuatro días?
Además de conocer las mejores costas de Brasil Centro, queremos proponerle que se suba con nosotros a una aventura imperdible en el mar, donde nos encontraremos con un servicio de lujo y todo el confort a bordo, para que sienta la diferencia y desee no regresar a tierra firme.

¿Desde dónde parte?
Saldremos desde Río de Janeiro a las 18hs. en un barco de diseño moderno y con capacidad para 2200 personas distribuidas en 14 cubiertas. Desde nuestra salida la zamba comenzará a sonar en las pistas de baile y los más atrevidos, podrán poner a pruebas sus condiciones o aprender a mover las caderas para llegar a las costas del mejor país do mundo, al son de sus ritmos tradicionales.

¿Y qué podemos hacer cuándo no estamos en la playa?
Cerca de las 21, lo invitaremos a cenar a la luz de las velas en uno de los dos comedores tradicionales y luego algunas de las actividades que se presentan en las salas de diversión nocturna o el casino. Pero a no extremarse con los horarios que tempranito cerca de las 9 nos espera la llegada a Islha Grande en Angra Do Reis, donde descenderemos para pasar un día de playa en arenas soñadas.

¿Qué playa disfrutar más?: la más bella
El tercer día arribaremos cerca de las 9 de la mañana a Ilhabela uno de los puntos más paradisíacos de todo el recorrido. Su nombre, indica la belleza de sus tierras y sus aguas, pero debe multiplicar esto, por las nueve islas que conforman la gran isla. Al llegar conocerá porque este paraíso de 18º de temperatura promedio puede hacerlo olvidar de sus obligaciones.

Nos quedamos en la piscina o bajamos…
Por su cercanía con el Oceáno Atlántico, es una de las zonas más destacadas para la práctica de deportes acuáticos. Nos sumergiremos en una de sus playas más hermosa: Jabaquara, de 500 metros de largo y a la que sólo se puede acceder por un rústico camino de tierra que nos permitirá conocer esa parte de la Mata atlántica tan característica (bosque genuino del litoral atlántico brasileño) , para luego acercarnos hasta Bonete, la playa más larga de Ilhabela donde los amantes del surf, podrán encontrarse con cientos de  apasionados.

Cuando el sol comience a perderse detrás del mar, podremos dar una vuelta por la costanera, donde podrá conocer los hoteles soñados en Ilhabela con vista al mar y los mejores servicios.

¿Todavía falta mucho más?
Sí! aunque crea que después de esto ya ha visto todo, deberá volver al barco para disfrutar de una apetitosa cena y guardar energías, porque el cuarto día llegaremos a Santos (la tierra de Pelé) y allí no sólo se deslumbrará con las playas de arenas blancas y extensas, los jardines en su costanera, sino que podrá conocer las mejores tiendas. Ojo, a las 18, el barco ya estará saliendo nuevamente, así que, rapidito que debemos volver a Río por la mañana.

Articulos Relacionados:

Patrocinadores

Mapa en Google Maps

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by me